Blogia
Parroquia de Villamediana

Santa María de la Asunción, Titular de la Parroquia

Santa María de la Asunción, Titular de la Parroquia

Apareció una figura portentosa en el cielo: una mujer vestida de sol, la luna por pedestal, coronada con doce estrellas… (Ap 11, 19)

 

Y nosotros, cada 15 de agosto, volvemos a mirar a ese cielo.

 

A ello nos invita este precioso retablo de nuestra iglesia parroquial. Todo él tiende hacia lo alto, nos empuja a dejar nuestras miradas rastreras, nuestras miradas al suelo, obligándonos, a fuerza de arte y belleza, a mirar a lo alto: con el corazón, con la mente y con toda el alma, a mirar orando y creyendo.

 

Y en el cielo, como en lo alto del retablo, una MUJER: La señal puesta por Dios, la señal que nos advierte, que no todo se encuentra en la tierra, que hay algo más, mucho más. Y que es real, y que ella, la Mujer, nos asegura que se puede lograr. Porque ella ha llegado con su cuerpo y con su alma, llevada por su Hijo, que es, nada menos que Dios.

 

Pero esa mujer del cielo, Madre de Dios, no quiere que dejemos de pisar con realismo la tierra, donde ella engendró a su Hacedor. Eso sí, nos invita a usar las cosas de la tierra sin dejarnos cegar, utilizándolas como medio para lograr bienes duraderos, que no se quedan sólo en la tierra, que duran para cuando ésta  falle, que duran para siempre.

 

Ella, la mujer que vive ya en el cielo, la Madre de Dios, nos invita hoy a mirar esta querida iglesia parroquial, que la tiene a ella por TITULAR, es decir, que la lleva en el nombre por el que se la reconoce: Parroquia de Santa María de la Asunción de Villamediana de Iregua.

 

Y nos dice que en esta parroquia tenemos los medios para vivir en la tierra de tal modo que construyamos algo duradero, permanente, que nos permita ser felices, con la felicidad que nadie puede arrebatarnos, ni siquiera la muerte, la felicidad que Dios mismo nos ha ganado con la Cruz, cuya señal nos identifica y con la que se nos marca en el bautismo y a cuya sombra descansaremos, esperando la resurrección.

 

Santa María de la Asunción, nos invita hoy a ver en nuestra parroquia los medios que Dios ha dispuesto para que lleguemos con ella al cielo: los sacramentos, la Palabra de Dios y el Amor mutuo. Todo en la Iglesia parroquial nos habla de ello, pero hoy lo podemos leer, en los carteles que hemos puesto, para que lo tengamos más claro, lo valoremos y tratemos de usarlo para que nos lleve a Dios.

 

Que celebremos, pues esta gran fiesta parroquial, como familia que vive por los sacramentos, atiende y conoce la Palabra de Dios; y se quiere, se conoce y se ayuda. Familia que nunca estará huérfana, porque su madre, la que le da nombre y la cuida, vive en el cielo, feliz junto a Dios, pendiente de este pedazo de tierra nuestro

 

Que nos sintamos orgullosos de ser miembros de esta parroquia de Santa María de la Asunción de Villamediana de Iregua y que traigamos a ella a todo el que quiera dar sentido a su existencia, liberándose de la desesperación y el materialismo de nuestro tiempo. Y que ahora mismo en ella, nos dispongamos a recibir al mismo Dios, que se nos da en alimento sobre este Altar parroquial. Que así sea.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres